La reserva de humedad y las bajas temperaturas mantienen al trigo en estado óptimo

Habiendo transcurrido algo más de un mes de su siembra, el trigo presenta un estado óptimo basado en dos factores claves: la buena reserva de humedad y las bajas temperaturas.

“Hoy podemos decir que el estado del trigo es el ideal, partiendo desde la excelente reserva de humedad debido a que tuvimos un acumulado de 300 milímetros previo a la siembra, siendo que el cultivo de trigo para llegar a éxito necesita durante todo su ciclo 300 milímetros y hoy en día ya los tenemos en superficie, lo cual es altamente beneficioso; por otro lado también tenemos a favor que no se están registrando excesos de agua en superficie, lo que favorece todas las enfermedades de hoja y tampoco tuvimos muchos días de neblina”, comenzó explicando el Ingeniero Agrónomo Darío Bonfil.

Además, destacó que: “El hecho de tener varios días con muy bajas temperaturas favorece el desarrollo de la raíz, lo  cual también es beneficioso, ya que hace que tenga una buena tasa de crecimiento, con lo cual hoy el productor no debe preocuparse por la altura del cultivo, sino que debe saber que el desarrollo está en óptimas condiciones en su raíz” y continuó: “En cuanto a la altura recién comenzará a darse cuando cambie de estado de pasto, ha estado de caña”.

Por otra parte el Ingeniero Agrónomo de la Cooperativa se refirió a las buenas perspectivas que hay en torno al trigo señalando que: “Estamos ante un precio de trigo a diciembre, que es como cosechar soja; hay una perspectiva a diciembre de 230 dólares, donde en caso de darse buenos rindes se obtendrá una rentabilidad económica que hacía muchísimos años no se daba con el trigo”, finalizó.