Los puestos de trabajo generados por el campo equivalen a 43 canchas de River

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) presentó su informe anual “El Campo en Números”, una radiografía de lo que producen las cadenas agroalimentarias y lo que aporta el área productiva, que en definitiva es trabajo argentino, para el país y el mundo.

David Miazzo, economista de la entidad resaltó la importancia del resultado del estudio, “a partir del mismo podemos demostrar que las cadenas agroalimentarias aportan tres insumos que hoy son escasos en el país, pero que son clave para pensar en un desarrollo a largo plazo: dólares, federalismo y empleo”.

En 2017, la producción de granos alcanzó los 133 millones de toneladas, con avances importantes en trigo y maíz, mientras que la producción de soja cayó un 7%. Para transportar dicha producción a los centros de comercialización se necesitaron 5 millones de camiones y si ponemos a los granos en camiones, la fila daría dos vueltas y media a la Tierra.

Por cada barco de granos que se produce, se generan 355 empleos, que permiten dar sustento a 163 familias.

La producción de carnes durante el año pasado alcanzó las 5.500.000 toneladas, entre carne vacuna, aviar y porcina y con un mercado interno totalmente abastecido y exportando a 112 países.

Si se suma el traslado de producción de granos y carnes, a la economía se vuelcan unos 3.730 millones de dólares en concepto de fletes.

Por su parte la producción de vino creció un 25% y de cada 20 litros de vino que consumen los argentinos, se exportan otros 7 a más de 60 países.

La producción de biocombustibles durante 2017 fue de 3.976 litros, de los cuáles 72% fue de biodiesel y 28% bioetanol. Si se tiene en cuenta en el mercado interno el corte de los combustibles, 1 de cada 8 litros que cada argentino carga de nafta, es bioetanol y en el caso del diésel, 1 de cada 10 litros que se carga en el surtidor es biodiesel.

Sobre las exportaciones, el campo aporta 6 de cada 10 dólares que se exportan y en federalismo “hay oportunidades de crecimiento y exportación en muchas de las cadenas agroalimentarias que están repartidas en todo el país, como la vitivinícola en Cuyo, la ganadería bovina desde Formosa a la Patagonia, la citrícola en el NEA y Tucumán, los granos en la Pampa Húmeda y el norte del país, la avícola en Entre Ríos y otras oportunidades en diversas economías regionales”, sostuvo David Miazzo.

Fuete: Campo Litoral