Monitoreo de lotes: La prestación del equipo técnico que crece año a año

El equipo técnico de la Cooperativa conformado por los Ingenieros Agrónomos Darío Bonfil, Germán Kast y Rocío Rau se encuentran trabajando de cara al inicio de una nueva temporada de “Monitoreo de Lotes”.

Dicha prestación evidencia una constante evolución, que se ve reflejada en la cantidad de hectáreas: de las 4.000 iniciales, a la última campaña donde fueron casi 7.000 las hectáreas monitoreadas, mientras que la estimación para el periodo 2018/2019 es aún mayor.

“Es un servicio más que se brinda desde la Cooperativa y afortunadamente viene en suba. Hoy en día existen infinidades de complicaciones a la hora de producir, con malezas resistentes y demás cuestiones ligadas a la producción y llevan a que el productor se vuelque a la contratación de nuestro asesoramiento”, comenzó explicando el Ing. Agrónomo Darío Bonfil.

“La idea es brindarle el mayor asesoramiento posible al productor, para que llegue con el cultivo a buen término”, agregó.

Costo

Consultado sobre el costo que tiene dicha prestación para el productor, precisó que: “Los valores que se manejan son de 30 kilos de soja por hectárea para aquellos productores que tienen un alto grado de fidelización con la Cooperativa; o sea que cuanto mayor es la compra de insumos y nivel de comercialización con la entidad, se encuadran dentro de una categoría que percibe beneficios en torno al servicio de monitoreo, mientras que si se da a la inversa, el costo de monitoreo se va incrementando, pero asimismo cualquiera sea la categoría, son valores sumamente accesibles, que cualquier productor puede afrontar”.

Prestaciones y servicios

A la hora de describir las prestaciones que brinda en el equipo técnico de la Cooperativa en torno al “Monitoreo de Lotes”, Bonfil explicó que: “El periodo de contratación del servicio de monitoreo se extiende de mayo a mayo. Comprende la cobertura de lo que el productor siembra y el costo es único, independientemente de que se haga doble cultivo, dado que siempre se toma por hectárea monitoreada, partiendo desde el inicio con todo lo que es el barbecho químico de invierno, de primavera, presiembra de preemergencia y después el seguimiento de malezas, enfermedades y plagas durante todo el ciclo hasta que el cultivo llega a un estado de R7 – R8 que es prácticamente cuando ya no necesita ninguna otro tratamiento y está entregado para cosechar”.

Tranquilidad para el productor

Indudablemente, el hecho de poder contar con dicho servicio a cargo de profesionales de la propia Cooperativa, genera un alto grado de tranquilidad al productor, quien prácticamente se desliga del seguimiento diario en torno a posibles complicaciones del lote o en su defecto el cultivo de turno: “Una vez que el productor contrata el servicio de Monitoreo, acordamos la forma de contacto que puede por diversas vías: en forma personal, vía mail o hasta por whatsApp  si es que el productor lo desea, donde se envía un informe semanal, en función de las novedades que puedan ir surgiendo”, destacó Darío.

Por último, Bonfil precisó: “La inscripción para el monitoreo de lotes está abierta todo el año, aunque por una cuestión organizativa, le sugerimos al productor que esté interesado en contratar dicho servicio que lo haga antes de fin de mes, dado que tomamos mayo como el punto de partida de una nueva campaña” y concluyó: “En este momento estamos re empadronando a los productores que ya tenían el servicio adquirido de años anteriores y estamos agregando a quienes se están sumando y por como se viene dando, superaremos la cantidad de hectáreas del año pasado y eso quiere decir que el productor está conforme con el servicio brindado”, finalizó.