Trigo, el gran favorecido por las lluvias

Durante los últimos días el acumulado de los montos pluviométricos registrados fluctuó entre 10 y 60 mm, con caída de granizo, en algunas zonas puntales. Estas características ambientales revirtieron los escenarios con déficit hídrico y la nula actividad de los procesos de siembra, señaló el último informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas. De esta manera, a medida que los lotes y la cama de siembra lo posibilitaron, se intensificó el movimiento de equipos y sembradoras.

Los grandes favorecidos por las oportunas precipitaciones de baja a medias intensidades y la muy buena infiltración, fueron los trigales, en toda la superficie implantada. Un 88 % de ellos se encontraron en estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes, un 12 % bueno a regular, sin variación intersemanal y a la espera de un mejoramiento y reacción de los cultivares, ante la recarga de agua de los perfiles de los suelos

Los cultivares de trigo, particularmente los de ciclo largo, finalizaron su etapa de macollaje bajo escenarios sin o con escasas precipitaciones y lentamente comenzaron los estadios fenológicos de elongación de tallo con posterior preemergencia floral, los que paulatinamente irían aumentando la demanda de agua, por lo que las lluvias registradas fueron no solo necesarias, sino también adecuadas, provechosas y produciéndose en momentos ideales del desarrollo de los cultivares. En general, hasta la fecha en los trigales no se detectaron plagas ni enfermedades.

Fuente: Campolitoral