Trigo: “Estimamos que el rinde promedio oscilará en los 35 quintales”

El trigo comienza a transitar la etapa final de su ciclo y las expectativas, a pesar de los contratiempos climáticos, son buenas.

“Las últimas lluvias ayudaron a encaminar muy bien el final de ciclo. Hoy el trigo está en pleno llenado de grano: algunos en estado pastoso y otros recién en su comienzo, dependiendo de la variedad del mismo”, comenzó señalando el Ing. Agrónomo de la Cooperativa Agrícola Ganadera de El Trébol Limitada, Darío Bonfil.

Consultado sobre las perspectivas de rinde, Bonfil aventuró: “Nos encontramos con los dos extremos: hay lotes muy buenos, los cuales seguramente se ubicarán en 40 quintales la hectárea y también hay lotes que oscilarán los 20 quintales” y agregó: “Por suerte, en nuestra zona la mayoría de los lotes están en buenas condiciones con rindes que seguramente irán más para arriba, que para abajo”.

Continuando con el análisis de posibles rindes, Darío sostuvo que: “El promedio de rinde que nosotros estamos manejando es de unos 35 quintales la hectárea, aunque dicho porcentual puede ir variando en función de cómo se vaya dando el llenado de grano en los lotes que están más atrasados”.

A pesar de la helada y el granizo…

El trigo debió atravesar un complejo desarrollo, producto de las adversidades climáticas. Primero fue una tardía helada en el comienzo de mes y luego, una semana más tarde, el granizo afectó – en algunas zonas – causando severos daños: “Si hablamos de una superficie total en nuestra zona de influencia, los daños que causó la helada no está por encima del 5%; obviamente hay lotes que fueron muy afectados, pero en su gran mayoría se trata de campos que no fueron sembrados en la época que correspondía en función a la variedad que se implantó. Asimismo, en nuestra zona, salvo caso excepcionales, no hubo grandes daños”, concluyó Bonfil.