A pesar de la falta de humedad, el trigo prácticamente mantuvo el área de siembra

La proyección de siembra de trigo a nivel nacional padeció una merma debido a un factor clave: el clima seco prevaleció y prevalece en las principales zonas productivas del país y eso se tradujo en que se han implando unas 150.000 hectáreas menos en comparación con el año pasado.

“En nuestra zona, en líneas generales la intención de siembra se mantuvo y debemos estar prácticamente en los mismos niveles o tal vez algo por debajo del año pasado y dicha merma está ligada a la falta de humedad, sobre todo para los ciclos intermedios o intermedios/cortos, los cuales quedaron postergados y difícilmente se siembren”, comentó el Ing. Agrónomo de la Cooperativa Agrícola Ganadera de El Trébol Limitada, Germán Kast.

“Este año se arrancó muy temprano con la siembra de trigo (mediados de mayo) y hoy viendo la falta de humedad, podemos que no sólo fue un acierto, sino que quienes no lo hicieron en dicho periodo, luego tuvieron complicaciones y hasta algunos directamente tuvieron que desistir de la siembra por la falta de humedad”, continuó explicando Kast.

Sobre el desarrollo que evidencia el cultivo, sostuvo que: “En líneas generales están bien, pero sería fundamental una lluvia. Asimismo me animaría a decir, que más del 90% de los trigos han nacido bien y evidencian buen estado dado que abajo aún se conserva buena humedad, pero repito 15 o 20 milímetros serían ideales”, concluyó el Ing. de la Cooperativa Agrícola.