Soja de primera: En estado óptimo y con buenas perspectivas de rinde

Las expectativas de cara a la cosecha de soja son muy buenas y no es para menos. El factor decisivo, llamado lluvia fue clave y determinante en cada etapa de desarrollo del cultivo, llegando a fin de ciclo en condiciones prácticamente inmejorables.

“Desde el primer día de siembra, hasta la fecha, las lluvias siempre fueron acompañando y eso llevó a que hoy estemos ante una producción de soja muy buena”, sostuvo la Ing. Agrónoma de la Cooperativa Agrícola Ganadera de El Trébol Limitada, Rocío Rau.

“En soja de primera el productor realizó todos los tratamientos de fin de ciclo, donde al ser un año de muchas lluvias y con muchos milímetros hubo que estar muy atentos al tema de las enfermedades, lo cual requirió un constante seguimiento y por ende, sus respectivas aplicaciones”, continuó en su relato Rau.

Al igual que el maíz, la soja contó con un excelente caudal de agua a lo largo de todo su ciclo: “Desde lo climático en nuestra zona viene siendo un año casi perfecto. El acompañamiento de agua fue constante, sobre todo en momentos puntuales como ser el llenado de grano, siendo que hoy se encuentra prácticamente a fin de R4, con muy buena humedad y temperaturas acorde, lo cual hace suponer que el desenlace hacia el estado R5 será óptimo”, concluyó la Ing. de la Cooperativa Agrícola Ganadera de El Trébol Limitada.