Soja de primera: Las buenas condiciones de siembra ayudaron a un óptimo nacimiento

La campaña de soja 2019/2020 está en marcha y su primer paso ha sido satisfactorio. A pesar de la merma en el área de siembra, producto del incremento del maíz y trigo, las condiciones en las cuales se llevó adelante la siembra en nuestra zona fueron óptimas y el resultado está a la vista.

La humedad del suelo y las altas temperaturas ayudaron a un correcto desarrollo de la semilla y en consecuencia se dio un alto porcentual en su nacimiento.

Las buenas condiciones climáticas fueron determinantes: en los días previos al inicio de la siembra se registraron considerables precipitaciones y luego, en medio del proceso otros 30 milímetros (promedio en nuestra zona) aportaron una nueva cuota de humedad, no sólo a los lotes sembrados, sino también a los que faltan por trabajar.

En concreto, a diferencia del año pasado, donde existieron numerosas complicaciones en torno a la siembra, con planchado y anegamiento de lotes, que llevaron a que varios tuvieran que ser resembrados, este año se dio a la inversa y al menos, el primer paso se ha dado exitosamente en una campaña donde lo que reina, es la incertidumbre por saber qué pasará con las políticas que el nuevo Gobierno Nacional pueda llegar a aplicar al sector.